jueves, 23 de agosto de 2018

ACERCA DEL JINGLE DE "GENIOL"

"venga del aire o del sol... 
           Así comienzan los bellos y sencillos versos de una maestra rural que se desempeñó en el partido de Rojas, provincia de Buenos Aires, en la década del 20. Versos que figuran en un libro del prestigioso jurisconsulto Dr. Ariel Pelayo Labrada, sobre Poemas de Aurora Suárez* -compilación y comentarios-, editado en el 2009. 
           Por él sabemos que la obra de esta mujer encierra una curiosidad muy particular -al menos para los que andan por encima de los setenta-, y es que ella es la autora de la cuarteta publicitaria que nos decía: "Venga del aire o del sol / del vino o de la cerveza / cualquier dolor de cabeza / se quita con un Geniol."
            Con estos versos aquella maestra ganó un concurso auspiciado por dicha empresa. Luego los hermanos Antonio y Gerónimo Sureda ampliaron la letra, la musicalizaron y le dieron por título "Venga de donde venga". 
            Y algo más.
            Aurora Suárez cobró como todo premio una caja de cien comprimidos de la publicitada medicina. 
            Uno de los propietarios del laboratorio Suarry, en el que era procesado este medicamento, sin ser pariente de dicha maestra, tenía su mismo apellido. Se llamaba Suárez (Suárez Zabala). De él se dice que sirvió de modelo, sin proponérselo, para el memorable afiche de la "cabeza de Geniol", realizado por el publicista francés Lucien Achille Mauzán. 

















"Venga de donde venga"

Desde la playa de Quilmes
ha regresado Don Juan
abandonado aquel pic-nic
porque su sesera funcionaba mal.
Ya resignado a su suerte
cuando se iba a acostar
vino una buena vecina
y con estas palabras lo fue a aconsejar:

Venga del aire o del sol,
del vino o de la cerveza,
cualquier dolor de cabeza, Don Juan,
lo quita con un Geniol.
Hágame usted caso a mí
y calmará su dolor,
podrá volver al pic-nic con tomar
tan sólo medio Geniol.

Sin meditar un segundo
Don Juan tomaba el Geniol
y en su auto volvió con rumbo
de nuevo a aquel pic-nic que él abandonó.
Y aquellos que antes lo vieron
triste a su casa marchar
lo miraban asombrados
mientras que él, contento, se puso a cantar:

Venga del aire o del sol,
del vino o de la cerveza,
cualquier dolor de cabeza ¡ja! ¡ja!
lo quita con un Geniol.
Hágame usted caso a mí:
si desea buen humor
lo podrá usted conseguir con tomar
tan sólo medio Geniol.

Mi agradecimiento al Dr. Aníbal Cravchik por haberme facilitado estas grabaciones:
"Venga de donde venga" (publicidad de GENIOL) -milonga de los Hnos. Sureda
Canta Juan Carlos Marambio Catán 

"El jingle de Geniol" - Canta: Carlos Roldán 
* Y aquí, uno de los poemas de Aurora Suárez que no puedo dejar de recordar:
EL CABALLO CIEGO

Venía el pequeño
en un caballejo
escuálido y triste
ya ciego de viejo;
sin bozal ni riendas,
solo obedeciendo
la palmada suave
de su tierno dueño.
Hace algunos días
se fue el chacarero…
¡Dejó por inútil
al caballo ciego!
Y hoy, cuando el alegre
grupo de chicuelos
pasó en cabalgata
frente a la tapera,
como si trajera
su preciosa carga,
¡el caballo ciego
los siguió a la escuela!