jueves, 29 de julio de 2021

CANDOMBE PARA EL QUE HASTA AYER REÍA

CANDOMBE  PARA  EL  QUE  HASTA  AYER  REÍA

Letra: Luis Alposta (1996)
Música: Juan Carlos "Tata" Cedrón 

Vamos musarela gambeteando el vado
buscando al pendejo que se ha muerto ahogado.

Vamos musarela, juntos a remar,
antes de que el río lo encane en el mar.

Espichó fondeando con gritos y quejas
bajo la resaca y unas ramas viejas.

Lágrimas de luna con facha en menguante
mojan los penachos de un pasto atorrante.

El viento dejaba su flor shomería
en la boca estorta que hasta ayer reía.

¡Vengan los finolis del rioba apartado
a ver al pendejo que se ha muerto ahogado!

¡Que vengan los grones de la vecindad
antes de que el río lo encane en el mar!
 

Lo encane con pilchas de blancas estolas
donde en rango y mida se enlazan las olas.
 

¡El canto lloroso de un sauce en la orilla
rebota en la luna que apenas si brilla!

¡Finolis y gronchos vengan a ayudar
porque ya este río lo encana en el mar!

Incluído en "Hikikomori"- nuevo trabajo discográfico de
La Chicana 
Director Acho Estol - Canta Dolores Solá

jueves, 22 de julio de 2021

ACERCA DE UNA POTRANCA INOLVIDABLE

Leguisamo y La Mission
Fracisco Arcuri y Botafogo
         C ada argentino lleva un caballo en su corazón”, nos dice Leopoldo Marechal en Adán Buenosayres. En un país como el nuestro la frase no es exagerada, pues el caballo, desde la Conquista hasta nuestros días, incluyendo lo relacionado con el mundo del turf, ha desempeñado un papel fundamental en la vida de los argentinos.
            Después del hombre, siempre me ha parecido el caballo la figura más armónica que haya podido concebir la naturaleza. Tal vez por ello, este animal no ha sido nunca desdeñado por los artistas y siempre estuvo junto al hombre cada vez que se ha querido representar la energía, la nobleza, el heroísmo.
Aimé Félix Tschiffely con Gato y Mancha
            La idea del poder, la fuerza o la destreza, se halla también ligada a la imagen del hombre y el caballo, o, para decirlo mejor, del hombre a caballo, porque el espíritu popular y el arte, que es su expresión, no sabrían concebir un conquistador de a pie. De ahí que nos resulte difícil poder imaginarnos a un Cid Campeador sin Babieca, a un Alejandro sin Bucéfalo, a un San Martín sin su alazán tostado de cola recortada o a un Máximo Acosta e Irineo Leguisamo sin la potranca La Mission, aquella hija de Congreve a la que, con monta alternada, la llevaron a conquistar la cuádruple corona. Un hecho memorable para los simpatizantes del turf, que no se ha vuelto a repetir en ochenta años.


Aquí... con Alambique 
Escuela Municipal de Equitación 
en Parque Tres de Febrero
23 - X - 1972


  
 

Yapa:

Pegaso: El caballo de los dioses.
El caballo de Troya: Bajo las instrucciones de Odiseo o de Atenea, fue construido por Epeo el feocio, el mejor carpintero del campamento.
Xanthus, Balius y Zefiro: Los caballos de Aquiles
Athee: El caballo de Agamenón
Kantaca: El caballo de Buda
Lazlos: El caballo de Mahoma (se dice que Mahoma subió a los cielos a lomo de su caballo Al – Buraq)
Bucéfalo: El caballo de Alejandro Magno
Strategos: El caballo de Aníbal
Incitatus: El caballo de Calígula
Genitor: El caballo de Julio César
Babieca: El caballo de el Cid Campeador
Rocinante: El caballo de don Quijote
Ruccio: El burrito de Sancho Panza
Marengo: El más conocido de los 130 caballos que tuvo Napoleón
Molinero: El caballo de Hernán Cortes
Grano de oro y Siete Leguas: Los caballos de Pancho Villa
As de Oros: El caballo de Zapata
Lunático: El más conocido de los caballos de Gardel
Pampero: El caballo de Patoruzú
Tornado: El caballo de El Zorro
Plata: El caballo del Llanero Solitario

"Polvorín" 
Tango de Manuel Romero y José Martínez
Canta Carlos Gardel 
(Click en el triángulo de play)



domingo, 18 de julio de 2021

A JUAN CARLOS ALTAVISTA, MINGUITO


... que nos dejó en un "día del amigo"(4 de enero de 1929 – 20 de julio de 1989)

MINGUITO

Hoy,
cuando la palabra vecino
nos lleva a pensar más en un extraño
que en los cosos de al lao;
hoy, cuando ya no se sacan
sillas a la vereda en tardes de verano,
su recuerdo
nos vuelve a la amistad y al barrio más que nunca.
Es que... humor y ternura,
eran en él una expresión de afecto.
Su gracia y su inocencia eran su abrazo;
un apretón de manos con sombrero y pantuflas.
Una sonrisa pícara
-que incluye escarbadiente-
y una vieja bufanda.
Él era un chico grande.
Era un modo de hablar rozando el disparate,
ignorando las eses,
confundiéndolo al otro,
jugando con palabras.
¡Y nosotros sus cómplices!
Nos hacía reír… ¡Lo que no es poco!
Era masa de “rioba”
con la que modelaba su condición humana.
Él era todo eso.
¡Era Minguito!
Juan Carlos Altavista
 - ¡Qué hacé tri tri! -
haciéndonos sentir más vivos y más buenos.
Él era ese atorrante que nos enternecía...
y al que extrañamos mucho.
¡Sí señó!

L. A.

  Minguito lee poemas lunfardos     
"Buen Amigo" - Tango de Julio De Caro

domingo, 11 de julio de 2021

SIMPLEMENTE PICHUCO


Bs. As, 11 de julio de 1914 - 18 de mayo de 1975
Al maestro del fueye,
creador de un estilo
único, inconfundible.
A Aníbal Troilo.
Al “dogor” entrañable
que  tenía el poder
de hacer profundo
lo que a él le era fácil.
Al autor de Garúa,
al de Che bandoneón
Patio mío,
al de Barrio de tango,
al de Sur y Responso.



   A ese gurú porteño
  que con cara de luna
  iluminando noches
  llenaba el Marabú
  o el Tibidabo.
  Al generoso Gordo.
  Gordo de Buenos Aires.
  El que a la ciudad toda
  le fraseó y le cantó
  como muy pocos.
  El que cuando se fue
  dejó en la marquesina
  del viejo Teatro Odeón
  con letras de oro:  
          “Simplemente Pichuco”.
                                                                                                               Luis Alposta 
                                                                                                                                                            

Canta Aníbal Troilo - En grabación casera con Roberto Grela  - Año 1954



Aníbal Troilo de visita en Rolando Rivas Taxista el día de su cumpleaños, 
el 11 de julio de 1972, donde interpreta, de su autoría, Nocturno a mi barrio