jueves, 29 de marzo de 2012

ACERCA DE LOS CUERNOS


¿De dónde viene lo de cornudo?
Acteón es convertido en ciervo
En la mitología griega, Artemisa, la virginal diosa de la luna, de los bosques y de la caza, era especialmente venerada por las mujeres, las que creían que a sus favoritas les aseguraba un parto apacible. En su dura existencia, esta diosa, que era hermosa, no le daba lugar al amor, imponiendo a cuantas le rodeaban, hacer lo mismo.
Un día, Acteón, un cazador de Tebas, la sorprendió junto a sus ninfas en pleno baño al aire libre. Seducido por su belleza, no hizo otra cosa más que entrar a fisgonearla, inventar historias y fanfarronear entre sus amigos.
Furiosa por el hecho de que un mortal hubiera visto sus desnudeces y procedido de tal forma, la diosa, sin más trámite, lo convirtió en un ciervo. Un ciervo que terminó lastimándose con sus propios cuernos. A partir de entonces se comenzó a “marcar” de esta manera a los que debían soportar desilusiones a causa de sus mujeres. Y Acteón, si bien no pasó a ser el primer cornudo de la historia, sí, en cambio, pasó a ser el primer cornudo de la mitología.
            Otra explicación, tal vez más lógica, sería ésta: en tiempos de apareamiento, los venados se disputan la posesión de una hembra. La lucha se torna brutal hasta que uno de ellos se la lleva. El derrotado, no sólo ha sido corneado, sino, además, abandonado.
Y esto es lo que se dice del marido cuya mujer ha faltado a la fidelidad conyugal: que ha sido corneado, coronado, adornado, que es un cornudo, un cornelio. Términos que, de más está decir, aceptan el femenino.

"Cobardía" - tango de Charlo y Amadori
por la orquesta de Osvaldo Pugliese - Canta Alberto Morán


jueves, 22 de marzo de 2012

ACERCA DE LA EXPRESIÓN “SE ARMÓ LA GORDA”


La Gorda es la denominación que se dio en Andalucía, especialmente en Sevilla, a la revolución de septiembre de 1868 como respuesta a la inoperancia del reinado de Isabel II, también conocida como “la reina de los tristes destinos”. Al parecer, el pueblo esperaba que se armara de un momento a otro la revolución gorda, es decir, la gran revolución, la definitiva.
Fue entonces cuando la reina le pidió a uno de sus generales que organizase un ejército; el que fue derrotado en la batalla del Puente de Alcolea.
Por otra parte, a la reina Isabel II, vista en las estampas de la época, se la suele describir físicamente como a una mujer de rostro fofo, con ojos claros e inexpresivos, representando más edad por su grosura, e inflada por un aerostático miriñaque.
De acuerdo con esta descripción, y con el hecho de haber presentado batalla, están los que dicen que la Gorda que se armó era ella y no la revolución.
Lo cierto es que a partir de entonces, armarse la gorda pasó a significar gran alboroto, discusión ruidosa o trastorno político o social. También se la emplea con previsión de futuro. Es cuando se dice que “se va a armar la gorda”.
Y digamos, de paso, que otra manera de armarse... es acertando el gordo de Navidad.

"Gorda" - Tango de Camilo Darthés y Luis Martino
Canta Rosita Quiroga

jueves, 15 de marzo de 2012

ACERCA DE “LA NOVIA” ENTRE REJAS


       En los establecimientos carcelarios llamados “de tránsito”, donde muchas veces el preso suele esperar durante años la sentencia, la inevitable aglomeración humana da lugar a situaciones abrumadoras. Allí los jóvenes suelen ser asediados por los 'veteranos', los “lobos”, que con su protección y "regalos" tratan de seducirlos. 
            El recién llegado, desprovisto de todo, desorientado y lleno de temor, puede finalmente ceder a los deseos de su ocasional protector. En la mayoría de los casos se rebela, y es entonces cuando se pasa directamente a la violencia. Se lo “empúa”, como se denomina en la jerga carcelaria  a la amenaza con cuchillos u otros objetos cortantes , e incluso se le hiere, hasta que el infeliz cede, y pasa así a ser “la novia”.
            Del análisis del lenguaje críptico de la población carcelaria surge que muchos de sus vocablos están relacionados con la conducta sexual de los internos.  El “auto” o “autito” es el homosexual pasivo; el “coche” (activo) es el que tiene pareja en el mismo pabellón. El “formula uno” es el preso más apetecible para el resto de los detenidos, y el “quitamarido” es el que consigue que su “amante” deje a su pareja heterosexual. Al homosexual se lo llama “maraca” o “maracaibo”. Sinónimos de travesti son “trabuco”, “travesaño” y “travieso”. “Violeta” y “violín” son los nombres que se les da al violador.  

                                                                  Van tres videos.

                                                                                    "LA NOVIA" - 1er vals rebético
"LA NOVIA"
(1er vals rebético)

Letra: Luis Alposta
Música: Daniel Melingo

A todos los internos
'crema' les bate
y cuando se lo llama
se lo obliga a 'hacer cama'
y a cebar mate.

Se lo obliga a hacer cama
y a cebar mate

El que por ser muy blanco
y de buenos modos
desde que cayó preso
como perros al hueso
lo buscan todos.

Como perros al hueso
lo buscan todos.

Él es el 'gato negro'
y es el 'autito'
Siempre al pie de la cama
muy calladito.

Siempre al pie de la cama
muy calladito.

El que de tipo fino
pasó a manflora.
El que de a ratos grita
y el que cuando no grita
de a ratos llora

de a ratos llora.

"LA NOVIA" Cantando bajo la lluvia, en Varsovia      

"LA NOVIA" - bailan Sandra Naccache y Jorge López

jueves, 8 de marzo de 2012

ACERCA DEL ARPA EN LAS EXPRESIONES POPULARES


Los músicos que tocaban el arpa en el antiguo 
Egipto eran exclusivamente varones ciegos
           Entre nosotros, y lunfardo por medio, el acto de morir (y dejar chamuscada una silla) se traduce en: escatarespicharpincharsonarfinirpalmarcrepar, entregar el rosquete o irse por la rejilla. Lo que puede ocurrir en forma repentina o después de estar jugadorifado o 
regalado durante algún tiempo. Hace muchos años, el actor Marcos Kaplan, hablándome de alguien que se encontraba en ese trance, me dijo lo siguiente: -¡Dos afeitadas más 
y lo perdemos! 
        Entre las expresiones populares que aluden al acto de morir hay dos que le echan mano al arpa, y son las que dicen “estar más cerca del arpa que de la guitarra” y “sonar como arpa vieja”. Veamos el sentido de esta última. 
        Debido a su aspecto delicado, resulta difícil imaginar que la estructura de un arpa sea capaz de soportar varias toneladas de tensión, ya que cada una de sus 46 o 47 cuerdas ejerce una tracción de alrededor de 100 kilos. Eso explica que no se conserven ejemplares de arpas antiguas. La enorme tensión hace que después de algún tiempo la cubierta de la caja se curve y finalmente el instrumento se rompa. Por eso, la vida de un arpa no suele sobrepasar los cincuenta años.

De ahí la expresión: - ¡Sonó como arpa vieja!. 

Y ahora, escuchémosla “viva” en una milonga:


“Milonga para amar” – Compuesta y ejecutada en arpa paraguaya
por Alfredo Rolando Ortiz