jueves, 27 de julio de 2017

ACERCA DE LOS CANDIDATOS Y LA AMBICIÓN

Candidus en latín significa blanco, de ahí que candidatus pase a denominar al que va vestido de blanco. Entre los romanos, las personas que buscaban nominaciones o que se presentaban para obtener aceptación oficial en una entrevista o examen, lo hacían vistiendo una túnica blanca como muestra de fidelidad y humildad. Tal vez de esa costumbre provenga el estar de punta en blanco
Siglos mediante, entre nosotros, el "candidato" pasó a ser tanto el novio de la nena como un caballo de carreras con grandes posibilidades de ganar, o un gil (fácil de engañar)  Aunque, paradojicamente, para algunos candidatos a cargos políticos los giles son los otros.

   Si hay algo que los candidatos (políticamente hablando) tenían en común, era la 'ambición'; y esta palabra, del latín, ambitusambire, que significa ir de un lado a otro, amplió después su significado.

Ya en aquellos tiempos, los candidatos a puestos públicos que ambulaban entre la gente pidiendo que votaran por ellos, no dejaron de exhibir también sus pretensiones de poder y honores. 
fue así como la 'ambición' pasó a significar para muchos, no solo deseo de poder y honores sino también de riquezas. 

Escuchemos ahora "Matufias", por Ángel Villoldo y "Las crisis" por Alfredo Gobbi :

                 "Matufias" - de y por Ángel Villoldo (1903)

"La crisis" de y por Alfredo E. Gobbi - (c. 1907)