jueves, 13 de julio de 2017

ENRIQUE CADÍCAMO



      Aunque sea un lugar común, no puedo dejar de decir que Enrique Cadícamo ha sido el poeta del tango por antonomasia. Un poeta de dimensión mayúscula en la evolución literaria del tango, de la que formó parte sustancial casi desde su origen.
Presumo que a mucha gente le sucederá lo mismo que a ese burgués gentilhombre de Moliere que hablaba prosa sin saberlo cuando repite la letra de tangos indiscutiblemente populares que le pertenecen y que no relacionan con su autor, tales, “Anclao en París”, “Pompas de jabón”, “La casita de mis viejos”, “Rondando tu esquina”, “Los mareados”, “Nostalgias”, “Por la vuelta” y muchísimos más.
Nacido el 15 de julio de 1900 en la estancia Los Maireles, en el pueblo de Gral. Rodríguez, Enrique Cadícamo nació también para el tango, cuyo período de mayor esplendor vivió desde adentro, siendo simple y auténticamente él, con sus tempranas lecturas, su sabiduría de caminante mundano y su exquisita sensibilidad.
Apenas siete años después de haberse escrito “Mi noche triste”, él se inició con “Pompas” o “Pompas de jabón” y, al decir de Troilo, con este tango debutó ganando. Después, y en poco tiempo, llegó a ser uno de los autores más grabados por Gardel y ya no dejó de generar éxitos, ni de estar presente siempre, y en forma destacada, en el repertorio de todos los cantores que vinieron después, y eso hasta nuestros días.
Autor de memorables tangos, agreguemos que muchos de ellos llegaron a merecer el halago del éxito perdurable y una vigencia inalterable. Una vigencia de casi un siglo, llamada a sobrevivirlo.
            Autor prolífico; podemos decir que Cadícamo cubrió poéticamente todo el espectro temático del tango.

Y aquí dos anécdotas:
Cuando cumplió ochenta años decidió dejar de fumar. Me dijo que lo hacía porque el tabaco “ya no venía como antes”. Y el día que cumplió 99 me leyó por teléfono esta cuarteta que acababa de escribir:

Borrando nombres queridos
la muerte ha pasao su dedo.
Padres y hermanos se han ido
y yo de porfiao me quedo.

"A Enrique Cadícamo" - tango - Letra: Luis Alposta / Música: Aldo Videla
Canta: Aldo Videla