jueves, 20 de julio de 2017

DOS TANGOS EN EL DÍA DEL AMIGO



¡FELIZ DÍA DEL AMIGO!

Buen Amigo
Tango
Música : Julio De Caro
Letra : Juan Carlos Marambio Catán 

La música fue compuesta en 1925, agregándosele luego los versos.

En las buenas o en las malas
triunfante de pie o vencido,
la mano del buen amigo,
se tiende cordial y buena.
Consuelo en la dura pena,
aliento en amarga vida
si adoré a mi madre en vida,
también cultivé amistad.

Si alguna vez               Estribillo cantado por Orlando Verri en la grabación del 18-12-1950.
me ves rodar
tu mano firme y fiel
me alzará 

fraternal.
Tu corazón,
noble sin par,
está vibrando al son
del violín
dormilón.

En los riscos del camino
mil veces lloré vencido,
mil veces fui mal herido,
sangrando en la dura huella,
de pronto alumbró una estrella
tu mano me dio la vida
se cerraron mis heridas
al soplo de tu bondad.

(recitado)

Mil veces caído
sentí desmayar,
mil veces tu mano
me diste al pasar.


Hermano fiel
en mi orfandad
tu mano firme y noble
floreció en amistad.              
El tiempo cruel
no ha de borrar
jamás tu fiel recuerdo,
buen amigo leal.

 -------
Amigos que yo quiero   
Tango 
Letra y Música: Hugo Gutiérrez
 
En la vida tenemos mil cosas
que son grandes, sublimes y hermosas,
que ennoblecen y alegran el alma
alentándonos el corazón.
Pero hay una, sutil y suprema,
que nos llega tranquila y serena,
es hombría y lealtad,
sentimiento y bondad,
es sublime, se llama amistad.                                    
                                                                                          Canta Edmundo Rivero
 
Amigos
que yo quiero
escuchen este tango,
que lleva entre sus notas
un apretón de manos.
Fue escrito con el alma
pensando en la amistad
con lágrimas lo canto
por lo que ya no están.
Alcemos nuestras copas,
aquí en el viejo bar,
que mientras haya amigos
dan ganas de cantar.

La existencia si es negra condena,
con amigos parece verbena,
sin amigos no vale la pena
esta vida llena de dolor.
Los amigos igual que poetas
tienen hondas ternuras secretas,
acerquémonos más a la noble amistad
que nos llena de fe y de bondad.


jueves, 13 de julio de 2017

ENRIQUE CADÍCAMO



      Aunque sea un lugar común, no puedo dejar de decir que Enrique Cadícamo ha sido el poeta del tango por antonomasia. Un poeta de dimensión mayúscula en la evolución literaria del tango, de la que formó parte sustancial casi desde su origen.
Presumo que a mucha gente le sucederá lo mismo que a ese burgués gentilhombre de Moliere que hablaba prosa sin saberlo cuando repite la letra de tangos indiscutiblemente populares que le pertenecen y que no relacionan con su autor, tales, “Anclao en París”, “Pompas de jabón”, “La casita de mis viejos”, “Rondando tu esquina”, “Los mareados”, “Nostalgias”, “Por la vuelta” y muchísimos más.
Nacido el 15 de julio de 1900 en la estancia Los Maireles, en el pueblo de Gral. Rodríguez, Enrique Cadícamo nació también para el tango, cuyo período de mayor esplendor vivió desde adentro, siendo simple y auténticamente él, con sus tempranas lecturas, su sabiduría de caminante mundano y su exquisita sensibilidad.
Apenas siete años después de haberse escrito “Mi noche triste”, él se inició con “Pompas” o “Pompas de jabón” y, al decir de Troilo, con este tango debutó ganando. Después, y en poco tiempo, llegó a ser uno de los autores más grabados por Gardel y ya no dejó de generar éxitos, ni de estar presente siempre, y en forma destacada, en el repertorio de todos los cantores que vinieron después, y eso hasta nuestros días.
Autor de memorables tangos, agreguemos que muchos de ellos llegaron a merecer el halago del éxito perdurable y una vigencia inalterable. Una vigencia de casi un siglo, llamada a sobrevivirlo.
            Autor prolífico; podemos decir que Cadícamo cubrió poéticamente todo el espectro temático del tango.

Y aquí dos anécdotas:
Cuando cumplió ochenta años decidió dejar de fumar. Me dijo que lo hacía porque el tabaco “ya no venía como antes”. Y el día que cumplió 99 me leyó por teléfono esta cuarteta que acababa de escribir:

Borrando nombres queridos
la muerte ha pasao su dedo.
Padres y hermanos se han ido
y yo de porfiao me quedo.

"A Enrique Cadícamo" - tango - Letra: Luis Alposta / Música: Aldo Videla
Canta: Aldo Videla


jueves, 6 de julio de 2017

ÁSTOR PIAZZOLLA

 (Mar del Plata, 11 de marzo de 1921 - Buenos Aires, 4 de julio de 1992)



UN BANDONEÓN DE PIE

         “Nadia Boulanger me hizo estudiar durante 18 meses que me sirvieron como si hubieran sido 18 años. Ella me enseñó a creer en Ástor Piazzolla, en que mi música no era tan mala como yo creía. Yo pensaba que era una basura porque tocaba tangos en un cabaret y resulta que yo tenía una cosa que se llama estilo.
         Sentí una especie de liberación del tanguero vergonzante que era yo. Me liberé de golpe y dije: -Bueno, tendré que seguir con esta música, entonces.”
                                                                                  Ástor Piazzolla
Innovador
revolucionario…
arreglos atrevidos…
timbres poco habituales…
exabruptos de armonía disonante…
¡Y qué decir del ritmo!
¡Y de la melodía!

El octeto…
el quinteto…
el sexteto…
Las sinfónicas…
el solista…
¡Y un bandoneón de pie!

Fue con Adiós Nonino
y Decarísimo…
y la Muerte del Ángel…
¡Y muchísimos más!

Del Jazz – Tango
al Bandoneón sinfónico.
El Philarmonic Hall de Nueva York.
“Música contemporánea
de la ciudad de Buenos Aires”
Un modo de llamarla
que le ha quedado chico.

Hace ya mucho tiempo
que es ¡un fueye en el mundo!
¡Y es Piazzolla! 

Luis Alposta