jueves, 17 de agosto de 2017

ACERCA DE LOS PIOJOS

  LOS INVASORES

(en un viejo hotel de Amsterdam)

Entre la soledad y el silencio
desde un campo minado
blanco y blando
la invasión se produjo.

Ellos bien aferrados…
y él soñando.

                       L. A. 

Los pedicúlidos -el 87 para los quinieleros- o simplemente los piojos, son parásitos que se alimentan de sangre, cuyas picaduras ocasionan un intenso prurito y compulsivos deseos de rascado. Descriptos por Linneo en 1758, fueron posteriormente clasificados en tres especies: pediculus capitis, pediculus corporis y pediculus pubis.
El pediculus capitis es el vulgar piojo de la cabeza.
El pediculus corporis, o piojo de la ropa, es el que produce lesiones en el cuerpo, refugiándose y haciendo sus posturas, preferentemente, en costuras y pliegues.
Y el pediculus pubis, mucho más conocido como ladilla -palabra ésta de prosapia latina, que también da nombre a las personas fastidiosas-, es el que parasita en las partes vellosas del cuerpo.
          A mediados del siglo pasado, un investigador amigo reparó en la existencia de una cuarta especie a la que denominó pediculus resurrectus. Un piojo que, hasta entonces, no había sido tenido en cuenta por los parasitólogos.
           Los propensos a contraer esta parasitosis son, paradójicamente, aquellos que abandonan la “piojería” de la noche a la mañana, pasan rápidamente a la categoría de “nuevos ricos” y hacen ostentación de su riqueza.
No creo ni recuerdo, que alguien más se haya ocupado de este asunto. Y entiendo que tampoco vale la pena ahondar en él.
Después de todo, un pediculus resurrectus no es más que un “piojo resucitado”.

Y ya que hablamos de "los piojos", oigamos como cantan:


jueves, 10 de agosto de 2017

ACERCA DEL AJEDREZ

SIN ENROQUE
Pudiendo  ser  oblicuo  y  pendenciero
en  su  insólito  mundo  ajedrezado,
nunca  participó  del  entrevero,
ni  siquiera  comiendo  de  costado.

Prefirió  la  quietud  de  un  casillero
donde  irónico  juego  le  fue  dado.
Él,  que  buscó  ser  libre  en  el  tablero,
se  vio  en  un  laberinto  confinado.

Fue  entonces  que  atacó  y  quedó  pagando.
No  vio  a  esas  piezas  blancas  aguardando
y  enfurecido  se  largó  al  combate.

Lo  dejaron  venir...  Lo  acorralaron...
De  movida  nomás,  lo  enchalecaron...
y  en  el  Borda  le  dieron  jaque  mate.

Luis  Alposta
    20 / XII / 77  
      LA MUERTE Y EL AJEDREZ
                                                       Serás  rey  o  peón,  espiga  o  paja, 
                                                pero  en  el  ajedrez  de  nuestra  vida 
                  cuando  se  llega  al  fin  de  la  partida
               todos  terminan  en  la  misma  caja.

                                                Mientras  tanto  la  muerte  se  entretiene.
                                                Y  juná  la  confianza  que  se  tiene,
                                                que  hasta  te  da  una  vida  de  ventaja.
Luis Alposta

A la memoria de  PALAMEDES*
* En la mitología griega, Palamedes de Argos, era hijo de Nauplio y nieto de Neptuno.
Cuando Odiseo intentó zafarse de la obligación de acudir a la guerra de Troya fingiendo estar loco, Palamedes descubrió el engaño. En venganza, Odiseo falsificó una carta con el supuesto de que el rey de Troya, Príamo, había propuesto a Palamedes traicionar a los griegos a cambio de oro.
Odiseo escondió el oro en la tienda de Palamedes y éste fue lapidado hasta la muerte por el ejército griego. Nauplio vengó la muerte de su hijo haciendo perderse a la flota griega mediante señales falsas a la vuelta de Troya.
De Palamedes se decía que había inventado el ajedrez y el juego de los dados. Higino, en sus Fábulas le atribuye la invención de parte del alfabeto griego.
Filóstrato le atribuye las invenciones de los faros, de la balanza, del disco y de la guardia con centinelas. Probablemente, los inventos atribuidos a Palamedes tuvieran su origen en Creta.

jueves, 3 de agosto de 2017

ACERCA DEL MONUMENTO AL BAILARÍN DESCONOCIDO

Fue de un estilo vertical de pareja abrazada que nacieron tres constantes: el hombre debe salir siempre con el pie izquierdo, bailar hacia adelante y girar en el espacio en sentido inverso a las agujas del reloj. Y todo esto, llevando a la mujer como a su sombra, acaso “como dormida”, con solemnidad, sin darse a los susurros confidenciales y haciendo del baile un fin en sí mismo.
Con el tiempo, esta proeza coreográfica se proyectó al mundo y el tango pasó a ser nuestro mejor embajador. Basta recordar los nombres de Enrique Saborido, Casimiro Aín, Jorge Martín Orcaizaguirre, más conocido como “Virulazo”, Juan Carlos Copes, Miguel Ángel Zotto y muchísimos más.
Sin ponerme ahora en musicólogo y entrar a hablar de la influencia de la habanera o aseverar que casi todos los pasos del tango caben dentro de la coreografía del duelo criollo, digo sí, que lo primero fue y sigue siendo el ritmo, puesto que sólo con él y sin melodía alguna se puede estructurar perfectamente cualquier baile. 
Y digo, también, que las muchas parejas virtuosas y anónimas que en el tango han sido y siguen siendo (deslizando sus pasos y respondiendo sólo a dos compases: al de la música y al del corazón), bien merecen el homenaje de tener en nuestra ciudad un “monumento al bailarín desconocido”.

Audio: “Dialoguitos en la milonga” ( El Monumento), de Luis Alposta,
en las voces de Jorge Waisburd y María Esther Sánchez
"Bailarín compadrito" por Carlos Gardel

Y ahora, un video imperdible que me envió Norberto Cafferata.
Click:

jueves, 27 de julio de 2017

ACERCA DE LOS CANDIDATOS Y LA AMBICIÓN

Candidus en latín significa blanco, de ahí que candidatus pase a denominar al que va vestido de blanco. Entre los romanos, las personas que buscaban nominaciones o que se presentaban para obtener aceptación oficial en una entrevista o examen, lo hacían vistiendo una túnica blanca como muestra de fidelidad y humildad. Tal vez de esa costumbre provenga el estar de punta en blanco
Siglos mediante, entre nosotros, el "candidato" pasó a ser tanto el novio de la nena como un caballo de carreras con grandes posibilidades de ganar, pero, ya con el sentido de cándido, es también sinónimo de gil, de boncha, de alguien fácil de engañar, dándose la paradoja de que entre los candidatos a cargos políticos ocurre precisamente lo contrario. En este caso los giles suelen ser los otros.

   Si hay algo que los candidatos (políticamente hablando) tienen en común es la ambición; y esta palabra, cuyo origen también se remonta al latín, ambitusambire, que quiere decir ir de un lado a otro, amplió después su significado.
 Ya en aquellos tiempos, los candidatos a puestos públicos ambulaban entre la gente pidiendo que votaran por ellos. Luego se asoció esta acción al hecho de que todo político, además, exhibe su pretensión de poder y honores.
Y así fue como la ambición pasó a significar deseo ardiente de conseguir no sólo poder sino también riquezas, dignidades o fama. 

Escuchemos ahora lo que decía Ángel Villoldo de los "candidatos":

                                  "Matufias" - de y por Ángel Villoldo (1903)

"La crisis" de y por Alfredo E. Gobbi - (c. 1907)

jueves, 20 de julio de 2017

DOS TANGOS EN EL DÍA DEL AMIGO



¡FELIZ DÍA DEL AMIGO!

Buen Amigo
Tango
Música : Julio De Caro
Letra : Juan Carlos Marambio Catán 

La música fue compuesta en 1925, agregándosele luego los versos.

En las buenas o en las malas
triunfante de pie o vencido,
la mano del buen amigo,
se tiende cordial y buena.
Consuelo en la dura pena,
aliento en amarga vida
si adoré a mi madre en vida,
también cultivé amistad.

Si alguna vez               Estribillo cantado por Orlando Verri en la grabación del 18-12-1950.
me ves rodar
tu mano firme y fiel
me alzará 

fraternal.
Tu corazón,
noble sin par,
está vibrando al son
del violín
dormilón.

En los riscos del camino
mil veces lloré vencido,
mil veces fui mal herido,
sangrando en la dura huella,
de pronto alumbró una estrella
tu mano me dio la vida
se cerraron mis heridas
al soplo de tu bondad.

(recitado)

Mil veces caído
sentí desmayar,
mil veces tu mano
me diste al pasar.


Hermano fiel
en mi orfandad
tu mano firme y noble
floreció en amistad.              
El tiempo cruel
no ha de borrar
jamás tu fiel recuerdo,
buen amigo leal.

 -------
Amigos que yo quiero   
Tango 
Letra y Música: Hugo Gutiérrez
 
En la vida tenemos mil cosas
que son grandes, sublimes y hermosas,
que ennoblecen y alegran el alma
alentándonos el corazón.
Pero hay una, sutil y suprema,
que nos llega tranquila y serena,
es hombría y lealtad,
sentimiento y bondad,
es sublime, se llama amistad.                                    
                                                                                          Canta Edmundo Rivero
 
Amigos
que yo quiero
escuchen este tango,
que lleva entre sus notas
un apretón de manos.
Fue escrito con el alma
pensando en la amistad
con lágrimas lo canto
por lo que ya no están.
Alcemos nuestras copas,
aquí en el viejo bar,
que mientras haya amigos
dan ganas de cantar.

La existencia si es negra condena,
con amigos parece verbena,
sin amigos no vale la pena
esta vida llena de dolor.
Los amigos igual que poetas
tienen hondas ternuras secretas,
acerquémonos más a la noble amistad
que nos llena de fe y de bondad.


jueves, 13 de julio de 2017

ENRIQUE CADÍCAMO



      Aunque sea un lugar común, no puedo dejar de decir que Enrique Cadícamo ha sido el poeta del tango por antonomasia. Un poeta de dimensión mayúscula en la evolución literaria del tango, de la que formó parte sustancial casi desde su origen.
Presumo que a mucha gente le sucederá lo mismo que a ese burgués gentilhombre de Moliere que hablaba prosa sin saberlo cuando repite la letra de tangos indiscutiblemente populares que le pertenecen y que no relacionan con su autor, tales, “Anclao en París”, “Pompas de jabón”, “La casita de mis viejos”, “Rondando tu esquina”, “Los mareados”, “Nostalgias”, “Por la vuelta” y muchísimos más.
Nacido el 15 de julio de 1900 en la estancia Los Maireles, en el pueblo de Gral. Rodríguez, Enrique Cadícamo nació también para el tango, cuyo período de mayor esplendor vivió desde adentro, siendo simple y auténticamente él, con sus tempranas lecturas, su sabiduría de caminante mundano y su exquisita sensibilidad.
Apenas siete años después de haberse escrito “Mi noche triste”, él se inició con “Pompas” o “Pompas de jabón” y, al decir de Troilo, con este tango debutó ganando. Después, y en poco tiempo, llegó a ser uno de los autores más grabados por Gardel y ya no dejó de generar éxitos, ni de estar presente siempre, y en forma destacada, en el repertorio de todos los cantores que vinieron después, y eso hasta nuestros días.
Autor de memorables tangos, agreguemos que muchos de ellos llegaron a merecer el halago del éxito perdurable y una vigencia inalterable. Una vigencia de casi un siglo, llamada a sobrevivirlo.
            Autor prolífico; podemos decir que Cadícamo cubrió poéticamente todo el espectro temático del tango.

Y aquí dos anécdotas:
Cuando cumplió ochenta años decidió dejar de fumar. Me dijo que lo hacía porque el tabaco “ya no venía como antes”. Y el día que cumplió 99 me leyó por teléfono esta cuarteta que acababa de escribir:

Borrando nombres queridos
la muerte ha pasao su dedo.
Padres y hermanos se han ido
y yo de porfiao me quedo.

"A Enrique Cadícamo" - tango - Letra: Luis Alposta / Música: Aldo Videla
Canta: Aldo Videla


jueves, 6 de julio de 2017

ÁSTOR PIAZZOLLA

 (Mar del Plata, 11 de marzo de 1921 - Buenos Aires, 4 de julio de 1992)



UN BANDONEÓN DE PIE

         “Nadia Boulanger me hizo estudiar durante 18 meses que me sirvieron como si hubieran sido 18 años. Ella me enseñó a creer en Ástor Piazzolla, en que mi música no era tan mala como yo creía. Yo pensaba que era una basura porque tocaba tangos en un cabaret y resulta que yo tenía una cosa que se llama estilo.
         Sentí una especie de liberación del tanguero vergonzante que era yo. Me liberé de golpe y dije: -Bueno, tendré que seguir con esta música, entonces.”
                                                                                  Ástor Piazzolla
Innovador
revolucionario…
arreglos atrevidos…
timbres poco habituales…
exabruptos de armonía disonante…
¡Y qué decir del ritmo!
¡Y de la melodía!

El octeto…
el quinteto…
el sexteto…
Las sinfónicas…
el solista…
¡Y un bandoneón de pie!

Fue con Adiós Nonino
y Decarísimo…
y la Muerte del Ángel…
¡Y muchísimos más!

Del Jazz – Tango
al Bandoneón sinfónico.
El Philarmonic Hall de Nueva York.
“Música contemporánea
de la ciudad de Buenos Aires”
Un modo de llamarla
que le ha quedado chico.

Hace ya mucho tiempo
que es ¡un fueye en el mundo!
¡Y es Piazzolla! 

Luis Alposta

jueves, 29 de junio de 2017

LA POESÍA DE XIUL LAZOPAT

    

     Xiul Lazopat, a quien bien puedo considerar mi “negativo”, mi “otro yo” a la hora de ponerse "él" a escribir, es alguien a quien puedo convocar frente a un espejo y verlo en el límite de lo borroso sin llegar a desestructurar su imagen.
         Su poesía es lógica y es no-racional, para no emplear el término equívoco de irracional.
         Confinado al espejo, Xiul Lazopat, que viene ser “el otro”, podrá parecer el poeta del apartamiento, de la soledad o el de la existencia incumplida, cuando, en realidad, es alguien que buceando en lo desconocido pretende vivir una nueva experiencia poética. Lo que “él” busca es el lenguaje de lo inexpresable y la única norma que acepta es la de la libertad total, la de una poesía sin cánones. 
         Y es en ese ir y venir de imágenes frente al espejo que, para “el otro”, que es el que escribe los poemas, el “Otro él” soy yo. Y como yo soy el que después los termina firmando y da la cara, tengo la sensación de que, en alguna medida, soy alguien que está consumando un plagio. 

jueves, 22 de junio de 2017

ORIGINALIDADES DE GARDEL

Fue nuestro primer cantor nacional.

Entre nuestros cantores populares, fue el primero en adoptar técnicas del bel canto.

Fue el primero en grabar “Mi noche triste”, el primer tango-canción.

Fue quien creó la manera de cantar el tango.

Fue el primer gran melodista que tuvo el tango.

Actuó en los primeros “cortos” con banda sonora, filmados en el país.

Fue, como intérprete, en dichos “cortos”, precursor del videoclip.

Fue el primer artista argentino que, en roles protagónicos, filmó en Estados Unidos.

Por primera vez en la historia de la cinematografía, y en más de una sala, los operadores se vieron obligados, a pedido del público, a rebobinar la cinta y emitir nuevamente la canción.

El primer artista argentino que ha logrado trascender a nivel mundial.

El primero en cantar por radio en dúplex, en vivo (él en EEUU y sus guitarristas en Buenos Aires).

Fue el primero en grabar a dúo consigo mismo.

Ha sido el único argentino al que se le adjetivó el apellido. Adjetivación hecha como sinónimo de excelencia.

Y algo más, en lo que también ha sido él el primero:

Del 2 al 5 de octubre de 1992, la Alianza Francesa, con el título “El encuentro de dos mundos”, organizó una muestra de humor gráfico de Francia y Argentina, realizada en el Centro Cultural Recoleta.
Se expusieron obras de la Fundación Museo “Severo Vaccaro” y se realizó el primer intercambio por fax entre dibujantes de ambos países, habiendo sido un retrato de Gardel el primero en llegar a Francia, vía fax. Se trata de un dibujo de mi autoría cuyo original se encuentra en el Museo de la Caricatura y una única copia autenticada en la Galería del Café Tortoni. 

jueves, 15 de junio de 2017

EN UN BONDI COLOR HUMO


EN UN BONDI COLOR HUMO                    

Ilustración de Manuel Aranda
En un Bondi color humo,
que  al  trocén  se  dirigía,
presencié  una  fulería
que  resultó  una  función.
Vi  como  un  pobre  chabón
palpándose  la  sotana,
le  batió  a  un  punga  la  cana,
y  éste,  al  verse  acorralado,
buscaba  desesperado
aligerarse  del  paco,
fruto  digno  del  atraco
que  le  fuera  deschavado.

A  pesar  que  el  gratarola
le  dio  a  la  declamación,
no  lo  convenció  al  botón,
que  se  mostró  intransigente.
En  medio  de  tanta  gente
y  ya  frente  a  un  oficial,
teniendo  corrido  el  dial
se  le  acabó  el  reportaje,
y  al  revisarlo  de  ultraje,
en  una  forma  fulera,
lo  portaron  en  galera
y  el  bondi...  siguió  su  viaje.

Letra:  Luis  Alposta  (año  1954) 
Música:  Daniel  Melingo

jueves, 8 de junio de 2017

PIOVE EN SAN TELMO

"Domingo bajo la lluvia"  (San Telmo) - óleo de Nelly Cortizo
PIOVE  EN  SAN  TELMO
(tango)
"Lluvia nocturna en San Telmo" - fotografía de Hans Müller

Piove en San Telmo 
dulce  percanta
y  al  sol  no  brilla
la  rosa  blanca.

Piove  en  el  barrio
en  la  cheno  oscura.
Nubes  de  atorro
cubren  la  luna.

Juná  la  lluvia  en  la  yeca,
estrilando  en  la  ventana.
Juná  al  viento  y  la  neblina
que  al  ancho  río  deschavan.

Que  al  ancho  río  deschavan.
San  Telmo,  minga  de  sol.
Garúa  de  un  tiempo  viejo
cayendo  en  mi  corazón.

Letra:  Luis  Alposta
Música:  Juan  Carlos  “Tata”  Cedrón


"Piove en San Telmo" - Canta: Lidia Borda

jueves, 1 de junio de 2017

ACERCA DE ADOLPHE CÉLESTIN PÉGOUD Y SU TANGO AÉREO



Si bien los estudiosos del tango aluden con frecuencia al discurso que, en su defensa, pronunció Jean Richepin en la Academia Francesa en octubre de 1913, escasas son las referencias al aviador francés Adolphe Célestin Pégoud (1889 - 1915), quien ese mismo año maravilló a sus compatriotas con sus acrobacias aéreas. Fue el primero en volar "cabeza abajo".
En tiempos en los que el tango causaba furor en Francia, Pégoud, en una de sus habituales demostraciones, sorprendió a los asistentes diciéndoles: -"¡Je vais danser le tango aérien!"
Una publicación de la época así lo documenta:

"El público saluda nuevamente a Pégoud con grandes aplausos, mientras el aviador vuelve a subir para bailar el tango. Es un tango algo oscuro aún, que debe ser explicado poco a poco por quien está al corriente del significado que el bailarín da a sus movimientos. Es así como la caída hacia adelante es la promenade; las caídas laterales alternadas, son los pasos de lado; el avión dirigido hacia la tierra es una reverencia; vuelto hacia arriba es una actitud de arrojo, como cuando el caballero va hacia la dama con los brazos abiertos. Pero el baile aéreo no es muy sensacional: hasta ahora el tango es aún demasiado admirado en la tierra para serlo también en el cielo y Pégoud sacude nuevamente al público y le arranca gritos de admiración cuando cumple la última serie de cuatro círculos de la muerte...."  


     Pégoud fue el primero en realizar un salto en paracaídas desde un aeroplano. 
     Durante la guerra, el 31 de agosto de 1915,  fue derribado mientras interceptaba un avión de reconocimiento alemán. Tenía 26 años y fue, irónicamente, víctima de uno de sus estudiantes de la preguerra. La misma tripulación alemana dejó caer después, sobre las líneas francesas, una corona de flores. 
     Y vaya ahora en su homenaje este vals:

jueves, 25 de mayo de 2017

ACERCA DEL SUEÑO


Dibujo de Norberto Pagano
En la mitología griega el dios del sueño se llamaba Somnus, y su hijo Morfeo era el que se encargaba de formar los sueños de quienes dormían.
En la mitología romana, sin más vueltas, al dios del sueño se lo llamaba Sueño, hijo de la Noche y hermano gemelo de la Muerte. Tenía su morada en una oscura cueva en el lejano oeste, donde nunca brillaba el sol y todas las cosas estaban sumidas en el silencio. Cerca de aquella cueva corría el río del Olvido, y junto a él crecían amapolas y otras plantas con propiedades somníferas. Allí, ni el gallo mañanero, ni los perros, podían alterar tanta tranquilidad. 
Y en la gramática del sueño, vayan ahora la subjetividad, el ritmo y las huellas del inconsciente en estos versos: 

Cuando le doy la mano al apoliyo
y a la vigilia no le paso bola,
me siento el trompa de mi propio sueño;
fiolo de un tiempo en que la paso piola.

Pero el fiolo se pianta con el día.
Se pianta todo, el tiempo y lo soñado.
Y otra vez juno al mundo y me pregunto:
¿Por qué habré despertado?

               "PAN Y SUEÑOS"

jueves, 18 de mayo de 2017

PARA VER DESDE EL RINGSIDE



Carlitos Chaplin boxeador 
De la película "Luces de la ciudad" - 1931 - A cuyo estreno asistió otro genio: Albert Einstein

Nicolino Locche, "el intocable" - pelea con Antonio "Kid Pambelé" Cervantes
17 / 03 / 73 - Maracay - Venezuela


Va de yapa:

El boxeador estadounidense John L. Sullivan (1858-1918),
considerado el último campeón mundial de boxeo a puño limpio
y el primero del boxeo con guantes.
Ringside (ringsai): zona de los asientos ubicados más próximos al cuadrilátero.

Cuadrilátero o ring: lugar en el que se llevan a cabo las peleas o combates, con cuatro lados y cuerdas que los delimitan.

Asalto o round: cada una de las fases de un combate. Son periodos de un par de minutos seguidos de pausas en las que los boxeadores descansan. / Cualquiera de los períodos de tres o dos minutos que comprenden un combate. Cada asalto es separado por un minuto de descanso.

El tercer hombre: es una forma coloquial de llamar al árbitro, ya que es la tercera persona que hay dentro del cuadrilátero o ring.

Pelea limpia: se dice de los combates en los que no se infringen las normas. En los que no hay ‘golpes bajos’ ni malas artes.

Contra las cuerdas: cuando el boxeador es acorralado contra las cuerdas que delimitan el ring, no pudiendo escapar: / "Estar contra las cuerdas" significa estar en apuros, en aprietos; es una metáfora que hace referencia a un boxeador arrinconado entre las cuerdas del ring y su oponente.

Dar un golpe bajo: se trata de un golpe dado por debajo de la cintura. / Acción malintencionada con la que se pretende dañar a alguien. 

Salvado por la campana: expresión usada para decir que uno de los contrincantes, en clara desventaja, ha evitado perder porque sonó la campana señalando el final de un asalto. / Cuando ha comenzado la cuenta a un boxeador noqueado y la campana interrumpe el conteo para dar término a ese asalto, librándolo así de ser declarado perdedor.

Tirar la toalla: acción de admitir, por parte de una de las “esquinas”, que un boxeador ha sido superado y por tanto debe finalizarse el combate. Es lo que se llama Nocaut Técnico. / Rendirse; dar, automáticamente, la victoria al oponente.

Besar la lona: expresión, que alude a la situación de nocaut en el boxeo, en el que el boxeador ‘besa la lona’ al caer tras el golpe de su oponente. La frase se utiliza popularmente para referirse a un fracaso o a una derrota.

Colgar los guantes: abandonar, definitivamente, la práctica del boxeo o de cualquier otra actividad. 


"Nocaut de amor" - tango - de Arturo Timarni y Vicente San Lorenzo
Canta: Carlos Gardel

jueves, 11 de mayo de 2017

ACERCA DE TROTTOIRS DE BUENOS AIRES




      Mi primer contacto a cielo abierto con el barrio, se produjo en una vereda impar de Congreso al 5500. En ella “gambetié” incipientes pasos que me llevaron a reconocerla en cada una de sus baldosas.
         Más tarde, la fisiología y los juegos se encargaron de que la vereda me resultara chica, y el mundo alcanzó entonces la dimensión de una cuadra. La llegada de otros juegos me llevó después a realizar todo un estudio topográfico de la misma, hasta que a fuerza de sacarle punta un buen día le descubrí la esquina. Allí me habría de sorprender el tiempo del picado y del piropo, y se comenzaría gestar en mi esa especie de segunda nacionalidad que tarde o temprano sacamos a relucir: la del barrio… (Parte del prólogo del libro "Geografía Intima de Villa Urquiza" del cual soy autor.. Ed. Aldea, Buenos Aires, 1981)

Y hablando de veredas, no puedo dejar de recordar Trottoirs de Buenos Aires, la tanguería que, el 19 de noviembre de 1981 abrió sus puertas en pleno corazón de París, en la rue des Lombards N° 37, con la actuación del Sexteto Mayor, uno de los mejores conjuntos de tango del momento.
Trottoirs de Buenos Aires - martes 8 de abril de 1986



En Trottoirs de Buenos Aires - 10 / IV / 86 - Con Eduardo Ángel Valle, director del Cuarteto
del Centenario; la pintora Celina Palacios; Vicky; Tomás Barna y dos amigos.

Era prácticamente la primera que se abría desde la gran época del tango en París de los años 20 y 30, marcada por numerosas tanguerías, entre las que se destacó El Garrón de la rue Fontaine.
Trottoirs de Buenos Aires bajó telón definitivamente el 15 de mayo de 1994. Fue el lugar donde se renovó en París una tradición que estaba adormecida desde hacía decenios: la de las salas dedicadas a la música porteña. 
          Tras la exitosa actuación del Sexteto Mayor desfilaron por su escenario destacadas figuras como Salgán-De Lío, la cantante Josefina, Rubén Juárez, Guillermo Galvé, Raúl Funes, Susana Rinaldi, María Garay, Osvaldo Piro y Cuarteto del Centenario, entre  muchos otros.

En Trottoirs, jueves 10 de abril de 1986, junto al cantor Raúl Funes y Tomás Barna

Su nombre le fue dado por el título de un tango de Julio Cortázar, padrino espiritual de la tanguería.

De pibes la llamamos “la vedera”
y a ella le gustó que la quisiéramos.
En su lomo sufrido dibujamos
tantas rayuelas.

Después, ya más compadres, taconeando
dimos vueltas manzana con la barra
silbando fuerte para que la rubia
del almacén saliera a la ventana.

A mí me tocó un día irme muy lejos
pero no me olvidé de las vederas.
Aquí o allá las siento en los tamangos
como la fiel caricia de mi tierra.

Letra de Julio Cortazar
Musica de Edgardo Cantón

Con mi esposa Vicky visitamos les Trottoirs en 1986; actuaba entonces el Cuarteto del Centenario. Fuimos invitados por Tomás Barna, uno de sus fundadores, y su señora Celina Palacios, amigos entrañables y guías de lujo en París. 
En Trottoirs, con Vicky, junto a la pintora Celina Palacios y Tomás Barna


       Me contaba José Libertella, director del Sexteto, que el día del debut, dirigiéndose a Cortázar, le pidió que eligiera el tango que el conjunto le quería dedicar. El escritor argentino dijo sin dudar: - El choclo,

jueves, 4 de mayo de 2017

ACERCA DE UNA MARCA POSTAL / CONMEMORATIVA PARA EDMUNDO RIVERO

Fue en 2011, año del Centenario del nacimiento de Edmundo Rivero.
Una Marca Postal es una marca oficial, una impresión, que se cumple en las Oficinas de Correos, que se coloca en sobres y tarjetas y que no anula el franqueo; es utilizada por los países del mundo para conmemorar acontecimientos o sucesos importantes.
La marca postal es un medio visual de difusión del patrimonio cultural, artístico o social de un país, así como un medio para mostrar los desarrollos y acontecimientos históricos de trascendencia nacional e internacional, y de igual forma para exaltar los nobles propósitos de sus protagonistas.
Ya en el 2010 había salido como “matasello” (no como marca), el de Carlos Gardel.



      En Edmundo Rivero convivían armoniosamente no sólo el cantor con dimensión de músico e intérprete, sino también el inspirado compositor y letrista. Temas como “Malón de ausencia”; “No, mi amor”; “Quién sino tú”; “Yo soy el mismo”; “La toalla mojada” y muchísimos más, integran ya como él, la nómina de los llamados a perdurar.


Es que la voz de Rivero marcó un hito en la música porteña, que hasta él había sido cultivada sólo por tenores y barítonos. Su timbre grave, profundo y personal, que lo individualizaba sin posibilidad de error, indujo un cambio en el gusto del público y en la forma de apreciar la música tanguera que no hizo sino enriquecerla.


       Como intérprete, su forma de traducir los matices expresivos de las letras, fue también un rasgo que lo diferenció de los demás cantores. “Me importa interpretar los textos”, decía, y esta afirmación implicaba que su arte no sólo consistía en cantar un texto sino en darle a cada una de las palabras de éste un sentido cabal, ligando íntimamente la expresividad del lenguaje y la del sonido. No por nada varios poetas han escrito temas especialmente para él; entre otros, Homero Manzi y Discépolo: “Sur”, “El último organto”, “Ché, bandoneón”, el primero, y “Cafetín de Buenos Aires” y “Fangal”, el segundo.


Más de un crítico ha coincidido en que la aparición de la figura de Rivero tuvo gran influencia en el tango, tanto con respecto al canto como a las letras, pues no sólo le abrió el camino a bajos y barítonos con tendencia a bajos, sino que también propició una identificación de la literatura tanguera con sus fuentes y sus cauces auténticos, alejándola de la influencia del bolero y acercándola al lunfardo. Por otra parte, su capacidad de alternar, con idéntico acierto, el tango más rantifuso y compadre con la canción más delicada y de interpretar con virtuosismo los más difíciles solos de guitarra, es una prueba más de que, por encima del género que abordara Rivero era un artista notable, uno de los más grandes y completos que ha dado nuestro arte popular.


"Poema N° 0" - Letra: Luis Alposta - Música: Edmundo Rivero