jueves, 26 de diciembre de 2013

ACERCA DE OTRO TANGO Y OTRAS TANGAS

Hablando de cierto juego infantil llamado tango, muy popular en la España del siglo diecinueve, se ha dicho que las voces tango y tanga denominan indistintamente la pieza de madera sobre la que, en este juego, los jugadores depositan sus apuestas. 
Dado que no es así, pues además de la de género existen otras diferencias entre estas palabras, considero oportuno recordar lo que don Sergio Hernández De Soto, en su libro sobre los Juegos Infantiles de Extremadura, publicado en Sevilla en 1884, nos dice al respecto: 
Tangas y tango
            Se coloca de pie un taruguito de madera redondo o cuadrado, al que llaman tango; sobre éste se ponen tantas monedas de cobre como jugadores hay. Éstos, que se hallan provistos de una piedra plana, a la que llaman tanga la arrojan sobre el tango, a manera de tejo, desde una distancia conveniente. Si el que tira falla, tira entonces el que sigue. Cuando un jugador le da, claro es que tango y monedas salen rodando, y entonces las monedas que están más próximas al tango, vuelven a ponerse sobre éste, guardándose el jugador las que se hallan más cerca de la tanga. Como los chiquillos, por lo general, no tienen dinero, lo sustituyen con tejoletas de barro cocido del tamaño y forma de las monedas.
           Podemos decir, entonces, que el tango antes que baile fue juego, y que la guita parece haber sido siempre proclive a caer del lado de la tanga.

Jugando al tango

jueves, 19 de diciembre de 2013

ACERCA DE UN TANGO DE CHARLES CHAPLIN



Beautiful Wonderful Eyes                                          Bellos y maravillosos ojos 

I can't forget                                                                    No puedo olvidar
when first we met                                                          cuando nos conocimos
Beneath the starry skies                                                bajo el cielo estrellado.
But most of all                                                                Pero, sobre todo,
I would recall                                                                  quiero recordar
The magic of your eyes                                                 la magia de tus ojos.

Beautiful eyes                                                                
Hermosos ojos.                         
What have they seen                                                    ¿Qué han visto
to make them so beautiful ?                                          para ser tan hermosos?
Wonderful eyes                                                             Maravillosos ojos.
What have they dreamed                                            
¿Qué tienen, qué soñaron
to make them so wonderful ?                                       para ser tan maravillosos?
Sorrowful eyes                                                              Ojos dolorosos.
What have they lost                                                      
¿Qué han perdido
to make them so sorrowful ?                                        para estar tan tristes?
Beautiful wonderful eyes                                               Bellos y maravillosos ojos.

Through all the tears                                                      A través de las lágrimas,
Through all the years                                                     a través de los años,
The vision never dies                                                     la visión nunca muere.
Again I see                                                                     Una vez más revivo
In memory                                                                      en la memoria
The magic of your eyes                                                 l
a magia de tus ojos.
                                                                                                                   Traducción: de Luis Alposta

.         Este es un tango que compuso Charles Chaplin para la película “Luces de la Ciudad” (1931) * y que, finalmente, decidió no incluir en el film. Dicho tango, ese mismo año, fue grabado en Polonia por la Oryginalna Amerykanska Orkiestra (Orquesta Original Americana) para la Odeon polaca: “Czarujace oczy” (“Ojos encantadores”)
             Hacer click para escuchar el tema: 
http://www.youtube.com/watch?v=M1V_KQfF8cY&feature=related

  • La Violetera, de José Padilla, en versión instrumental, es el hilo conductor de Luces de la ciudad dirigida por Charles Chaplin. 
Película completa: Hacer click: https://www.youtube.com/watch?v=ghR64rkKkto



jueves, 12 de diciembre de 2013

ACERCA DE LAS COSAS QUE SE ARMAN

Armar es verbo transitivo que significa proveer de armas, y el hecho de portarlas es sinónimo de andar calzado o de andar con la ferretería encima, algo que, sin tener relación alguna con los aparatos de ortodoncia, puede dar pie a decir que se está o se anda armado hasta los dientes.
           Armar, también, quiere decir concertar o juntar entre sí las varias piezas de que se compone algo. De ahí que se pueda armar "el arbolito" (en víspera de Navidad), armar un barrilete, armar un rompecabezas, armar un barco adentro de una botella, armar una cama o armar un cigarrillo.
Cuando, voluntaria y deliberadamente, nos ponemos en disposición de ánimo para lograr algún fin o resistir alguna contrariedad, decimos que nos armamos de valor o de paciencia.
Armar, se utiliza, además, en situaciones de promover escándalo, riña o alboroto. De ahí que se pueda armar barullo, armar batuque, armar bochinche, armar camorra, armar un despiporre, armar un despelote, armar un quilombo, armar un lío bárbaro, o decir que se armó la rosca, se armó la de San Quintín, se armó la gorda, se armó la podrida, se armó un tole – tole o, simplemente, se armó.
Otra de las acepciones de este verbo es la de recibir dinero, enriquecerse. Armarse es hacerse de unos buenos pesos. Algo que, para la mayoría, ha pasado a ser un arcaísmo.

"Entre curdas" , donde se armó una milonga flor - Canta Jorge Vidal
Letra de Aldo Queirolo - Música de Roberto Morely Carlos Mayel

jueves, 5 de diciembre de 2013

ACERCA DE LA CHUSMA Y DE LA MERSA

En la segunda mitad del siglo XIX, y muy a principios del XX, a la clase social común, fuera de los bacanes, eclesiásticos y militares, o sea, al estado llano formando muchedumbre, además de plebe se le solía dar el nombre de chusma. También se llamó así al conjunto de indios que integraban una toldería, quedando excluidos de tal denominación los guerreros. Esta palabra que proviene del italiano ciurma, canalla, era, en un principio, el nombre dado al conjunto de galeotes que servían en las galeras reales.
"Las chusmas"  de María Victoria Rodríguez
Después, chusma, por cruce con chisme, apuntando a conductas individuales pasó a significar chismoso, cediéndole el lugar que antes ocupaba a la palabra mersa, de origen genovés, que significa mercader. Y mersa, con el significado de chusma, de cáfila, de caterva, de runfla, de conjunto de gente de mala catadura o baja condición, se empleó hasta mediados de la década del cuarenta, aproximadamente, que fue cuando se comenzó a hablar de los grasas (post.  gronchos).
Caído en desuso, el término mersa fue rescatado alrededor de 1960 por el dibujante y humorista Landrú, en la revista Tía Vicenta, pero con una nueva acepción: pasó entonces a designar al snob, al que alardea de finura sin darle el cuero, al filisteo, o sea, al mersa.
Fue así como esta palabra no sólo cambió de sentido y devino en sustantivo individual, sino que, también, terminó adjetivándose pasando a calificar objetos chabacanos, de mal gusto, ordinarios, rústicos y, por lo general, con tendencia al brillo, que son, precisamente, los que utiliza el mersa, o el mersón, según el grado. 

"Mersa burrera" - tango de Ricardo Scarone, grabado por Francisco Canaro (1932)