jueves, 11 de septiembre de 2014

ACERCA DEL "SONETO A UN MALEVO QUE NO LEYÓ A BORGES"

            En 1974 escribí un soneto en el que hago referencia a un malandra.
 Dicho soneto fue musicalizado por Edmundo Rivero y, pocos días después, estrenado por Roberto Achaval en un local nocturno de Bahía Blanca.
            Aquella noche, cuando el cantor terminó de actuar, recibió una llamada anónima en la que le decían: -Lo volvés a cantar y te reventamos.

SONETO A UN MALEVO
QUE NO LEYÓ A BORGES
  
No recibió la herencia del cuchillo
y con la droga reemplazó al coraje,
se enroló en el moderno malevaje
de inconscientes con dedo en el gatillo.

Lo trataba a su padre de masoca
porque supo ser siempre un laburante,
mientras él era sólo un delirante
que pensaba en tener la mosca loca.

Pero un mal día se escurrió la suerte
y boca abajo lo escrachó la muerte
vestido de polera y metralleta.

Es la historia de siempre se me antoja.
Que al que cruza al destino con luz roja,
no le falta quien le haga la boleta.

       4 de junio de 1974

"Soneto a un malevo que no leyó a Borges" - de Luis Alposta