jueves, 12 de abril de 2018

ACERCA DEL ESTORNUDO


EL ESTORNUDO

                       Cada uno estornuda
                       como Dios le ayuda.
                                          Góngora 
                                            (1594)
Repentino
espontáneo
intempestivo

(como fue el de Telémaco)*

A veces
indeciso…
Otras…
reiterativo

Pero siempre,
al final…
con los ojos cerrados...

¡Estrepitoso,
brusco
y atolondrado!

Luis Alposta
     (2018)

*En la Odisea (17.541-550), cuando Penélope oyó que su esposo Ulises podía estar vivo, dijo que él y su hijo podrían finalmente castigar a los pretendientes. En ese momento, su hijo estornudó fuertemente, y Penélope rió, llena de felicidad, ya que lo consideró una señal de los dioses.

¡¡¡SALUD!!!


Pero... ¡como el del Big Bang no hubo otro!