jueves, 12 de enero de 2012

ACERCA DE LOS ESCÉPTICOS


Pirrón de Elis (c. 360 - 270 a. C.)
El escepticismo es una tesis filosófica que lleva implícita una contradicción: la de afirmar la imposibilidad de conocer la verdad, pretendiendo ser ella misma una verdad. O sea que se autodefine refutándose a sí misma.
Los principios del escepticismo fueron formulados por primera vez en tiempos de Alejandro Magno, por los pirronistas, que eran los seguidores de Pirrón, fundador de una escuela filosófica que sostenía que los seres humanos no pueden conocer nada de la naturaleza real de las cosas y que, en consecuencia, lo mejor era no emitir opinión alguna.
Pirrón, según la historia, era tranquilino y de pocas palabras. Era un apático. Nada es verdadero ni falso, solía decir. Nada es realmente bueno o malo. No debemos creer que algo existe o no existe.
Pero su manera de “no pensar”, era distinta de la del tango Las cuarenta, de Gorrindo y Grela, que nos dice: no pensar, ni equivocado, ¿para qué?, si igual se vive, y además corrés el riesgo de que te bauticen gil.
Y eso, era algo que a Pirrón lo tenía sin cuidado.
Porque una cosa es el desinterés por la verdad y otra es la desconfianza de la verdad. Una cosa es no creer en nada, y otra muy distinta es descreer de todo: Hoy no creo ni en mí mismo. Todo es grupo, todo es falso...

"Las cuarenta" – Tango
Música de Roberto Grela - Letra de Francisco Gorrindo
Canta Héctor Mauré con la Orq. de Jorge Dragone