jueves, 9 de noviembre de 2017

ACERCA DE JUAN CARLOS FERRARO

(Bs. As. 17 de marzo de 1917 - 16 de octubre de 2004) 

Con Juan Carlos Ferraro, en su taller (Nicasio Oroño 556) - 3 de marzo de 2002

Hablar del escultor, del artista que fue Juan Carlos Ferraro, es hablar de alguien que tenía la capacidad de infundirle movimiento expresivo al barro dándole destino de bronce. Alguien, para quien no hubo técnica escultórica que haya podido limitar su lucimiento.
Carlos Gardel - Escultura de J. C. Ferraro
Excelente retratista y modelador de figuras; autor de un Gardel, de un Troilo y un Pugliese inigualables. La obra de nuestro amigo, ya desde la Torre Eiffel de su juventud, que coronaba la fachada del viejo cine Paris, en la calle Lavalle, hasta sus últimas creaciones, ha sido fruto de su talento y su laboriosidad. 

Aníbal Troilo - Escultura de J. C. Ferraro






Alguien que ha estado y seguirá estando representado en casi todos los países de América y en muchos de Europa, con obras que nos hablan de la importancia que le concedía a la escultura pública como elemento integrador y oferente de belleza. Piezas magistrales, firmes en su arquitectura, ricas en sus perfiles, hondas en su expresividad.
Su galería de próceres argentinos y de prohombres de nuestra vida institucional incluye nombres ilustres. Cuando Ferraro acariciaba cada uno de esos proyectos sentía la necesidad imperiosa de corporizarlo, no sin antes documentarse prolijamente hasta llegar a captar y poder así transmitir la personalidad, el carácter y hasta el espíritu del modelo propuesto.
Ferraro y su esposa, la escultora Lidia Battisti
          No quiero dejar de citar que Juan Carlos Ferraro ha expuesto en Salones Nacionales, Provinciales, Municipales y Societarios de todo el país; que ha sido merecedor de numerosos premios y menciones honoríficas; que ha sido condecorado por el Instituto Nacional Sanmartiniano con la "Palma Sanmartiniana" y que la Unión Latinoamericana le otorgó la Medalla al Mérito.
Tampoco quiero dejar de recordar la copia de un sector de los frisos del Partenón que Ferraro atesoraba en su estudio, junto a su granadero, a su Gardel de cuerpo entero y a sus innumerables bustos de ilustres personajes; ni aquella copla anónima que a él tanto le gustaba y que figuraba en la entrada de su taller:


Oficio noble y bizarro
es el del barro.
Entre todos el primero.
Dios fue el primer alfarero
y el hombre el primer cacharro.

En estas palabras va mi homenaje no sólo al artista, sino, también, al entrañable y querido amigo que fue. 
Luis Alposta  

ALGUNAS DE LAS OBRAS DE FERRARO 

Bustos de: José de San Martín, Manuel Belgrano, Domingo Faustino Sarmiento, José Hernández, Juan Manuel de Rosas, Esteban Echeverría, Juan Lavalle, Cornelio Saavedra, Martín Miguel de Güemes, Guillermo Brown, Jorge Luis Borges, Simón Bolívar, San Francisco de Asís, Hipólito Yrigoyen, Marcelo Torcuato de Alvear, Francisco Ramírez, Nicolás Repetto, José Figueroa Alcorta, Dámaso Centeno, Rosalía de Castro, Toribio de Luzuriaga, Humberto Illia, Padre Márquez, Enrique Cadícamo, Osvaldo Pugliese, Aníbal Troilo, Luis Ángel Firpo, El escudo de Buenos Aires, Monumento a la Madre y Monumento a la Gesta de Malvinas. 

Algunos de los monumentos y esculturas de Juan Carlos Ferraro se encuentran en distintas ciudades de mundo como: Londres, Sevilla, Berlín, París, Génova, Washington, Filadelfia, Miami, Jerusalén, Varsovia, Sofía, Bucarest, Bogotá, San Salvador, Managua, Curitiba, Santo Domingo, Caracas, Asunción, Porto Alegre, Carmelo, Tarija y Guatemala. 
Con Cadícamo en el taller de Ferraro - 12 de junio de 1988

J. C. Ferraro y Enrique Cadícamo - junio 1988
"Buen Amigo" - tango de Julio De Caro - por la Orquesta de Osvaldo Pugliese