jueves, 2 de enero de 2014

ACERCA DEL BOLETO

      La mentira es toda expresión o manifestación contraria a lo que se sabe, cree o piensa.
Sello de plomo bula papal 
de Inocencio X
            Pero veamos ahora otra palabra, cuya semántica clásica es de impecable dignidad y que el andar del tiempo transformó en un argentinismo menos solemne. Me refiero a la Bula romana. El origen de la bula viene de bulla-bullire (burbuja de aire que se levanta cuando bulle o hierve el agua). La imagen redonda de las burbujas del líquido en e-bullición es la que dio signo a la esfera de plomo añadida a los escritos papales. En los pequeños documentos, como la bola era más chica, la palabra bula devino en buleta. Después, cuando la u latina se transformó en la o española, buleta pasó a ser boleta o boleto. 
            Hasta aquí la etimología clásica; pero la imaginación popular suele sorprender a las palabras heredadas enfrentándolas muchas veces con un nuevo destino.
            Es así como encontramos en el español popular la palabra bola con el significado de mentira o noticia falsa.
Volvamos ahora al boleto, y recordemos que éste es una bola pequeña, o sea una bolita, la que por su mismo rodar fácil, entre nosotros se convirtió en sinónimo de mentira. Un boleto es una mentira de poca importancia y daño; el que la dice es un boletero, y cuando se trata de una mentira rotunda, la vemos agrandarse en bolazo.
            Y otra más: Globo, del latín globus, que coincide con la anterior en el significado de bola, esfera, en aplicación figurada, y con el sentido de cosa inflada, también quiere decir mentira. 
            Y esta metáfora encierra un sentido aleccionador, pues sabemos muy bien que todo globo que se suelta, tarde o temprano se desinfla. 


"Mentiras criollas" tango - Letra y música de Oscar Arona - Canta Carlos Gardel 


- ¡Tres capicúas en un día!
- ¡Andá! ¡No seas boletero!