jueves, 29 de noviembre de 2012

ACERCA DE CLAUDIO DE ALAS



      Jorge Escobar Uribe nació en Colombia en 1886 y siendo muy joven se radicó en Chile, donde al decir de sus amigos "hacía periodismo para comer y escribía versos para que lo dejaran hacer periodismo". Firmaba sus poemas con el seudónimo de Claudio de Alas.
            Desempeñó además del oficio de periodista y poeta otro un tanto curioso. Gustaba de ir a un restaurante de primera clase llamado "Coppola Splendid" y participar en el concurso que su dueño ofrecía a los clientes. Este consistía en que si uno de ellos era capaz de comer los diez platos que ofrecía el suculento menú, no cancelaba la cuenta. Tantas veces resultó vencedor que el propietario le propuso que podría continuar almorzando allí gratis todos los días si a cambio le confeccionaba la minuta en verso diariamente. Todo fue bien hasta que el dueño del afamado local llegó a la conclusión de que el trato no le era rentable.
            La revista chilena "Sucesos" del 6 de diciembre de 1917, nos habla de su partida a Buenos Aires:

"Abandonando el rincón
de esta urbe santiaguina,
en Alas de la ilusión
partió Claudio a la Argentina"
                       
            Pero, Buenos Aires le habría de resultar una ciudad ajena y extraña.
            Vivía en Banfield, en casa de su amigo, el pintor Koek Koek, y el 5 de marzo de 1918, luego de matar al perro de su amigo para que lo “acompañase” en su viaje (y al que, además, le veía “una mirada triste”), se pegó un tiro en la cabeza. Tenía 32 años.
            Una calle de Lomas de Zamora lleva su nombre. 

"Ecco il mondo" - soneto de Claudio de Alas
por Luis Alposta