jueves, 21 de febrero de 2013

ACERCA DEL CORTE

El corte, en el baile del tango, consiste en una pausa que hacen los bailarines dejando pasar algunos compases musicales, para retomar luego sus pasos y resolver una figura.
Dr. Joseph Ignace Guillotin
Ya fuera de la milonga, el corte también puede significar cortafierro o arma blanca confeccionada en la cárcel con elementos precarios; herida o cicatriz en la cara producida con cualquier elemento cortante; atención que se da o presta a otro: dar corte; ostentación o alarde: darse corte; o añadir otra sustancia a la cocaína con el fin de obtener un mayor beneficio económico.
Esto sin olvidar el corte de manga, ademán despectivo o provocativo que consiste en poner una mano sobre el pliegue del codo opuesto y flexionarlo.
Y pasando ahora al verbo, recordemos que cortar es, entre otras muchas cosas, dividir el mazo de naipes en dos o más partes y también poner fin a una situación o conversación.
Cortar el bacalao es tener autoridad y poder de decisión.
Cortar el rostro a alguien, significa no saludarlo, no prestarle la menor atención, no prestarse a sus requerimientos amorosos.
Cortar por lo sano es actuar en forma expeditiva para remediar males o conflictos; es proceder sin consideración alguna para poner término a una situación que se prolonga indefinidamente.
Y haciéndola corta, digamos que cien años antes del tango con corte, el doctor Guillotin perfeccionó una máquina con corte que hizo historia; y que el señor Gillette fue el inventor de esa hojita con la que más de uno y más de una vez, se cortó solo.

"El Puntazo" por Juan D'Arienzo
Baile con corte - Esteban Cortez y Evelyn Rivera