jueves, 1 de noviembre de 2012

ACERCA DE LA PALABRA CANA


Año 1928
Año 1912
            Determinar el origen y la etimología de muchas palabras lunfardas es, a menudo, una tarea sumamente engorrosa e intrincada. El caso de la palabra cana, por ejemplo, es uno de los tantos que pone en evidencia las dificultades con que se suele tropezar en este tipo de búsqueda.
Año 1921
Cana, que es una voz femenina cuando designa la cárcel o a la policía en general, y que se masculiniza cuando se refiere al agente de policía, pasando, en este caso, a ser el cana, es término que se ha intentado hacerlo provenir de canne, que en francés significa bastón, y eso por el que solían llevar los agentes, más en la mano que en la cintura. Otra teoría es la que sostiene que cana proviene del véneto incaenare, encadenar. Y como si todo esto fuese poco, están los que aluden, metafóricamente, al encanecimiento del que está detrás de rejas durante un tiempo.
Y una más: algunos dicen que cana, que le da origen al verbo encanar y a expresiones tales como dar la cana; batir la cana; caer en cana; mandar en cana y morfarse una cana, es una palabra que proviene de lucana, que es cómo la mafia siciliana llama a la policía.
            Como se ve, pueden ser varias las interpretaciones y varios los factores que intervienen al intentar develar el nacimiento de algunas palabras lunfardasEn este caso, y en el terreno de lo etimológico, darle la cana a la cana fue la intención. 

"Araca la cana" - Tango de Enrique Delfino y Mario Rada
Canta Edmundo Rivero con la Orq. de Víctor Buchino