jueves, 1 de marzo de 2012

ACERCA DE EDMUNDO RIVERO Y LOS REYES DE ESPAÑA


            Sabido es que por el Almacén de Rivero han desfilado destacadas personalidades.
            En cuanto a visitantes de linaje real, recordemos a los reyes de España, quienes concurrieron el 28 de noviembre de 1978.
            Aquella noche Rivero decidió comenzar el espectáculo con “Uno”, de Mores y Discépolo, tema que le fue señalado como uno de los predilectos del rey Juan Carlos. Después, el singular pedido de la reina Sofía: el tango “Cambalache”, de Enrique Santos Discépolo. Rivero lo cantó y, como final, agregó “Amigos que yo quiero”, de Hugo Gutiérrez.
            Y ahora una anécdota: al bajar Rivero del tablado para presentar su saludo a los visitantes, les pidió que firmaran el libro de honor y les hizo entrega de varias grabaciones. Los reyes firmaron, y Juan Carlos ofreció, a su vez, su estilográfica para que el cantor le dedicara los discos, rematando su actitud con dos gestos: uno, señalando con gracia que era suya “la pluma”, que Rivero retenía distraídamente en sus manos; la otra, al reclamar que el cantor volviera al escenario, -en lo posible- para interpretar “Sur”, de Aníbal Troilo y Homero Manzi.
            El monarca se despidió diciéndole a Rivero: “En la recepción de mañana me gustaría hablar de tangos con usted”.

"Uno" - tango de Enrique Santos Discépolo y Mariano Mores
Canta Edmundo Rivero con la orquesta de Aníbal Troilo