lunes, 30 de mayo de 2011

ACERCA DEL DENGUE, EL TANGO Y OTROS RITMOS

En nuestro país hubo epidemias de dengue en 1905 (Chaco), en 1911 (Corrientes) y en 1916 (Entre Ríos).
Ya en aquellos años estábamos tan familiarizados con esta enfermedad que hasta le dedicamos más de un tango. Y vayan como ejemplo estos tres: 

1º) «El dengue», tango de Gerardo Metallo (1916).
2º) «¡El dengue!», tango milonga de Miguel F. Alfieri (1917). 
3º) «El dengue», tango del Dr. Arnoldo Yódice y Vicente Demarco (1921).
Por otra parte, Dámaso Pérez Prado, el creador del mambo, y también del dengue, a comienzos de la década del sesenta le dio origen a este nuevo ritmo utilizando llantas de auto como instrumento de percusión. Así nacieron composiciones como “El dengue del tartamudo”, “El dengue universitario”, “El dengue del poli”, “El dengue del bombero” y “El dengue del amor”.
En 1966, en Cuba, fue puesta en escena la zarzuela “El Dengue” del compositor y director Rodrigo Prats, autor de la afamada zarzuela Amalia Batista.
Ahora, con respecto al origen de la palabra dengue (enfermedad del dengue, también conocida como fiebre quebrantahuesos o fiebre dandy), están los que la hacen derivar de la palabra dandy, ya que los ingleses comenzaron a llamar dandy fever a esta enfermedad en el siglo XVII por la forma especial de andar o contonearse que adoptan los que padecen esta enfermedad.
Otra teoría es la que le encuentra origen en la palabra denga, del swahili, lengua del grupo bantú del África oriental. En esta lengua, ki denga pepo designa a las convulsiones dolorosas causadas por los “malos espíritus” o la peste (pepo).
Tanto dandy como denga son voces que aluden a los gestos de remilgo que hacen los afectados por esta fiebre.

"El dengue", tango de Gerardo Metallo (1916)
por Analía Rego
(Click en el triángulo de play)
Dámaso Pérez Prado interpretando "Dengue Maravilla"
(Click en el triángulo de play)